Inspira es un blog de Restaurante Baobab
Más tarde

Más tarde

A veces se intenta, y no por casualidad, vivir sin darse cuenta. Intentando acallar la obviedad de que no somos invulnerables. A veces se intenta, no siempre con la dignidad deseada, ser frío, duro, hueco. No sufrir, no volar. Pero más tarde o más temprano, con ese habitual pragmatismo desapasionado, la Realidad se impone. Rotunda.[…] Continúa

Maldita primavera

Maldita primavera

La vida acelera el pulso, con ímpetu. La luz se nos desparrama y en los parques se va descongelando la caca de los perros. Los campos huelen a fiemo y se van gestando las hordas de insectos que serán pesadilla en un cálido futuro. Con toda pomposidad la primavera hace acto de presencia y pavoneándose[…] Continúa

Nuestros superheroes invisibles

Nuestros superheroes invisibles

De repente, el mundo amaneció sin camareros. Ni camareras. El sol se había instalado y ni rastro del “buenos días” despierto e incondicional de cada mañana. Nada del amable y ajetreado ritmo de preparación de las tazas. Sin noticias de la mirada cómplice y adivinatoria de quienes se adelantan a los deseos. No dieron señales[…] Continúa

No te olvides

No te olvides

No te olvides de decir, aunque sea muy bajito, ahora que todavía corre sangre por tus venas; te amo. ¡Te amo tanto! Sumidos en el ruido del mundo, ya no recordamos el final de la película. Cuando se apagan las luces y se baja el telón. No te olvides de decir te amo. Y no[…] Continúa

Orillas lejanas

Orillas lejanas

Tiempo de arena. Y uno siempre llega, de algún modo, si estás vivo, a orillas lejanas. Uno siempre llega, con los restos del naufragio. Y el vestido de seda, que se pone la mona, aunque mona se queda, que el oleaje esculpe en la tempestad de la experiencia, hecho jirones. Pero no importa, demasiado, la[…] Continúa

Chocolate caliente

Chocolate caliente

(o Reguetón Tántrico) Desnudarse cada día. Propósito para el 2017. Y hacerle el amor a la vida. Gozar lento, mas lento. Dulce seducción. Suave, tierno. Sintiendo el contacto. Cuerpo a cuerpo. Con la piel ruborizada. Cada roce es caricia. Suave, muy lento. Como chocolate caliente resbalando por tu cuerpo. ¡Que la vida es un milagro![…] Continúa

A Love Supreme

A Love Supreme

Atención señores comensales; esto es una llamada a la acción. ¡Ma gavte la nata! Es decir ¡Quítate el tapón del…! El corazón late hondo hermano. Es una llamada a la acción. ¡Danzad, danzad malditos! Hasta que dure el aliento. Gritad si es necesario, llorad si hay que llorar. Hasta quemar la suela de los zapatos.[…] Continúa

Nos contamos historias

Nos contamos historias

¡Pasen señores, pasen y vean! Sesión continua y en versión original. Todos los días son del espectador. Que atiende y acata. Acepta la trama. Y es que ¡no dejamos de contarnos historias! A cada rato, oiga. A nosotros mismos. En cada esquina. Como por una obsesión de emborronar el silencio. De contener al vacío. De[…] Continúa

Cosa buena

Cosa buena

Cu, cu. Muchos son los caminos. Tantos como personas. Pero a fin de cuentas, la búsqueda es siempre la misma. Cu, cu. ¿Quién soy? En el rinconcito más apartado de nuestro sol interior, duerme acurrucada nuestra esencia. Lo que hizo movernos. Lo que respiró el camino. Vida tras vida. Ego tras ego. Cu, cu. ¿Quién[…] Continúa

Emociones

Emociones

El crítico gastronómico se sentó a la mesa y decidió abstraerse de la realidad que le rodeaba para concentrarse en su análisis. Quería examinar atentamente su silla, su mantel, sus cubiertos, la copa, el cuadro que le provocaba desde la pared, los colores de la carta, la sonrisa del camarero y también el tiempo que[…] Continúa