Inspira es un blog de Restaurante Baobab
Chocolate caliente

Chocolate caliente

(o Reguetón Tántrico)

Desnudarse cada día. Propósito para el 2017. Y hacerle el amor a la vida. Gozar lento, mas lento. Dulce seducción. Suave, tierno. Sintiendo el contacto. Cuerpo a cuerpo. Con la piel ruborizada.

Cada roce es caricia. Suave, muy lento. Como chocolate caliente resbalando por tu cuerpo.

¡Que la vida es un milagro! Y sintiéndola dentro. Fuerte, profunda. Resoplando, gimiendo. ¡Muy fuerte!, ¡muy profunda! Chocolate caliente. Ritmo abrasador. Lamiendo el presente.

Aquí y ahora. Va llegando. Sin tiempo. Está subiendo. Se enrosca y posee cada poro de tu piel. No hay barreras, ya no hay egos. Y explota y se expande en colapso de placer.

Eres uno. Somos uno. Intenso escalofrío que se funde y te vacía. Resoplando, recuperas el aliento. Estás vivo, ¿lo recuerdas? Estás vivo, es un regalo. Es un milagro, ¿lo recuerdas? No olvidarse en todo el 2017

Y ya por fin relajarse. Y a centrarse a lo que hemos venido. A distender las papilas gustativas, ya que una buena lubricación es indispensable para un verdadero orgasmo gastronómico.

Se lo deseamos de todo corazón. Sean todos bienvenidos.

Buen provecho.

Texto aparecido en el Menú de Hoy de Enero de 2017.

Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone