Inspira es un blog de Restaurante Baobab
Más tarde

Más tarde

A veces se intenta, y no por casualidad, vivir sin darse cuenta. Intentando acallar la obviedad de que no somos invulnerables.

A veces se intenta, no siempre con la dignidad deseada, ser frío, duro, hueco. No sufrir, no volar.

Pero más tarde o más temprano, con ese habitual pragmatismo desapasionado, la Realidad se impone. Rotunda.

Y hace saltar por los aires nuestra impecable cárcel en el castillo de naipes. Y es que somos más río que roca. Y respirar.

Respirar, hermano. No es algo que puedas dejar para más tarde. No puedes.

No es un consejo,
Ni una treta poética, no.
Simplemente no puedes.

Como soñar, como llorar, como cualquier milagro cotidiano. No puedes dejarlo, para más tarde.

Es tu sino y tu bendición. Hay que salir a la superficie. Y dejar que el viento nos curta el rostro exprimir el músculo latiente.

Que si se rompe sea de tanto usarlo. Y como decía nuestro tan querido y extrañado Galeano; Lo importante del amor es que sea infinito, mientras dure.

Sean todos bienvenidos.

Buen provecho.

Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone